Novias… Angel o Demonio?

Facebooktwittermail

ANGE OU DEMON

Una boda es especial por muchas razones, decidimos pasar el resto de nuestra vida con alguien y celebrarlo con toda la familia y amigos y para recordarlo para siempre lo inmortalizamos con fotografías y videos.

Así que, por estas y muchas más razones nos ponemos en manos de profesionales que sacarán el máximo partido a nuestras facciones.

Cuando hablamos de maquillajes de novias nuestra mente suele pensar en rostros dulcificados, en tonos pastel, rosas y melocotón.

Pero, ¿somos iguales todas las mujeres? O ¿es que nos hacemos iguales justo cuando nos vamos a casar? Por supuesto que no, no somos iguales nunca, así que por qué lo vamos a ser el día de nuestra boda.

Y aquí viene tu gran decisión: ¿Qué novia quieres ser?

Nuestro maquillaje se tiene que adaptar a nosotras, a cómo somos, a cómo nos gusta maquillarnos. Para que ese día seamos nosotras mismas.
Pensadlo un poco, bastante disfraz llevamos ya con nuestro vestido blanco y largo y nuestro velo, como para encima no ir cómodas con nuestro maquillaje.

Debemos dejar que un especialista nos aconseje pero somos nosotras las que debemos explicarle lo que queremos ser ese día. Y supongo que en general, queremos ser nosotras mismas, por lo que es vital que hagamos un mínimo de una prueba de maquillaje antes de la boda, para
ver si nos sentimos cómodas con él.

Aunque yo tengo un consejo, ya probado, que consiste en hacer dos pruebas, una la que crees que te favorecerá y otra la que cree el maquillador, así podrás ver cuál te favorece más. Porque nadie tiene la verdad absoluta, cualquiera de los dos puede sorprenderse del
resultado.

Si eres una persona que nunca te maquillas o lo haces muy poco, ese día no deberías dejar que nadie te pusiese “un disfraz”. Tal vez los tonos neutros te favorecieran o quien sabe, a lo mejor un verde es la mejor opción. Si no te maquillas nunca seguramente no sepas cuales son los colores que más te favorecen así que déjate asesorar. Pero que prime tu voluntad de sentirte tú misma. Ya es suficiente el llevar un vestido
de novia que nunca llevaríamos de manera habitual. El maquillaje debe adaptarse a nuestra personalidad

Si por el contrario te gusta marcar los ojos en tonos oscuros y a diario llevas, por ejemplo, las sombras en estilo ahumado, ¿crees que te verías bien en tonos pastel? Repito: debes estar a gusto contigo misma.
Tampoco hay nada escrito sobre los tonos a utilizar en una novia, ya no.  Las tonalidades pueden variar por nuestro color del vestido (no todos
son blancos), por los adornos del pelo, las flores del ramo, nuestro color de ojos… Podemos emplear una amplia paleta de colores.
Suele ser lo normal favorecer más los ojos y dejar los labios en un segundo plano, pero ya he dicho y repito que no hay nada escrito. Hoy en día hay muchas novias con labios rojos y fucsias realmente favorecedores y sexys.

Creo que he dejado claro mi opinión al respecto de los tonos melocotón  y de los ahumados para las novias, debes utilizarlos siempre y cuando te sientas a gusto.

Y ahora… ¿qué novia quieres ser?

Make up y peluquería: Lydia Moyano www.luxormakeup.es

Fotografía: Rocío Amaya

Modelos: Esther Gurillo y Vanesa Escribano

Facebooktwittermail